La infancia

en el centro de las políticas locales

Es una ciudad o comunidad donde las voces, las necesidades, las prioridades y los derechos de los niños y niñas constituyen una parte integral de las políticas, los programas y las decisiones públicas. Como resultado, una Ciudad Amiga de la Infancia  es un lugar apto para todos donde los niños y las niñas:

  • Están a salvo y protegidos de la explotación, la violencia y el abuso;
  • Tienen un buen comienzo en la vida y crecen sanos y cuidados;
  • Tienen acceso a servicios esenciales;
  • Reciben una educación de calidad, inclusiva y participativa y tienen la oportunidad de desarrollar sus habilidades;
  • Cuentan con espacios donde expresar sus opiniones e influir en las decisiones que les afectan;
  • Participan en la vida familiar, cultural y social;
  • Viven en un ambiente limpio, no contaminado y seguro con acceso a espacios verdes;
  • Pueden reunirse con sus amigos y cuentan con espacios para jugar y divertirse;
  • Tienen acceso a las mismas oportunidades, con independencia de su origen étnico, religión, ingresos, sexo, identidad de género o capacidad.